10 de los más terribles experimentos nazis aplicados durante el Holocausto (FOTOS)

Las atrocidades cometidos por los nazis siguen generando repudio a toda la sociedad mundial. Existen algunos terribles experimentos aplicados en humanos que pocos conocen.

Compártelo con
Compártelo con
Las atrocidades de los Nazis no tenían límites.

Durante el Holocausto, los nazis sometieron a miles de personas a terribles experimentos para demostrar su superioridad. Las principales víctimas eran los presos de los diferentes campos de concentración que estaban por todo su reino. En la siguiente lista, conoce 10 de los 10 ensayos más terribles que hicieron los nazis en humanos.

NO TE LO PUEDES PERDER: ASÍ ES LA HISTORIA DEL ATLETA AL QUE LOS NAZIS CONVIRTIERON EN MUJER

1.- Coagulación de la sangre

Este castigo consistía en estudiar la coagulación de la sangre con la esperanza de poder frenar así hemorragias en el campo de batalla. Para tal efecto, podían disparar, hasta amputar los miembros de las personas sin anestesia alguna.

2.- Sulfamida

Para probar la eficacia de la sulfamida, los presos tenían que hacerse heridas en sus piernas con cristales y arena para similar el escenario de una herida de batalla. A pesar de que las conclusiones ayudaron a avanzar en el mundo de la medicina, los presos sufrieron gran dolor y algunos acabaron muertos.

3.- Hipotermia

Sigmund Rascher, encargado de muchos de estos terribles experimentos, quiso descubrir cuánto tiempo demoraba en morir una persona producto de la hipotermia. Para tal efecto, las víctimas eran introducidas en bañeras heladas en exteriores, lo que llevó a la muerte de la mayoría. Los que no, eran sometidos a otros experimentos para intentar ser revividos.

4.- Bombas

Entre 1943 y 1944 se llevaron a cabo experimentos en el campo de concentración de Buchenwald para probar la efectividad de fármacos en heridas fruto de bombas y quemaduras. A los prisioneros les quemaban a conciencia para probarlas.

5.- Agua de mar

La intención era saber si el agua del mar era apta para el consumo humano y para ello, los sujetos sólo podían tomar durante días este agua salada, lo que les llevó a sufrir alucinaciones, diarrea, locura e incluso la muerte.

6.- Venenos

Durante el Holocausto los presos de Buchenwald tomaban veneno para ver cómo reaccionaban y cuánto tardaba en hacerle efecto. Algunos murieron inmediatamente y otros simplemente fueron asesinados para poder realizar autopsias y ver los resultados.

7.- Esterilización

Para este experimentos los presos se sometieron a diferentes tipos de esterilización, con el fin de averiguar cuál era más rápida y barata.

8.- Regeneración

Durante más de un año se estudió la regeneración de huesos, tejidos y nervios mediante experimentos en Ravensbruck. Parte de las intervenciones consistían en cortar trozos enteros de nervios de las piernas de los reclusos para ver cómo se regeneraban.

9.- Fiebre

En el Holocausto, durante 4 años se probó el efecto de la fiebre en muchos presos. El 75% de los sujetos recibía las vacunas después de que les hubieran inyectado el virus y como resultado el 90% de ellos falleció.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: ¿LOS NAZIS TENÍAN UNA BASE OVNI EN LA ANTÁRTIDA? SATÉLITES DE LA NASA LO HABRÍAN DESCUBIERTO

10.- Experimentos gemelos

Las personas gemelas eran otras víctimas de los nazis. A ellos, se les sacaba sangre todos los días, se les comparaba y se les medía a menudo, intentando averiguar las diferencias. Si uno de ellos moría, el otro era asesinado para ser estudiado post-mortem.

Fuente: Rolloid