¿El fin del mundo está cerca? Isaac Newton calculó la fecha tras analizar textos bíblicos

El renombrado científico inglés basó su predicción sobre 'el fin de los tiempos' luego de analizar unos textos de la biblia

Compártelo con
Compártelo con
02/01/17
¿Habrá acertado Isaac Newton con la fecha del fin del mundo?

En las últimas décadas han aparecido innumerables predicciones acerca de 'el fin del mundo' y de cómo este podría terminar. Las predicciones más conocidas son, tal vez, la de los mayas o Nostradamus. Pero muy pocos saben que el célebre científico, Isaac Newton, vaticinó el fin de todos los tiempos.

NO DEJES DE LEER ESTO: 13 GRANDES PROFECÍAS DE NOSTRADAMUS QUE PODRÍAN CUMPLIRSE EN EL 2017

Isaac Newton, célebre científico del siglo XVII, apasionado de la investigación y los cálculos, quien enuncia la famosa “ley de la gravedad, creó su propio pronóstico poniendo fecha exacta sobre cuándo será que la tierra deje de existir.

¿El fin del mundo está cerca? Isaac Newton calculó la fecha tras analizar textos bíblicos

La universidad de Cambridge encargó a una comisión de expertos para que analizara y descifrara sus escritos. Dejando un total de 7mil 500 páginas manuscritas de archivos digitalizados.

Fue a inicios del siglo XVIII que el científico calculó que el mundo llegaría a su fin en el año 2060, esto basado en la lectura de la biblia. Y es que además de físico, matemático y astrologo, Newton, era teólogo, algo muy común para la época.

ESTO TE VA A INTERESAR: ASÍ SERÍA EL FIN DEL MUNDO, SEGÚN LA NASA

Newton creyó encontrar las claves de su teoría en el libro de ‘Daniel’ (antiguo testamento), de acuerdo a este debía transcurrir 260 años entre la refundación del Santo Imperio Romano por Carlomagno, en el año 800 de nuestra era, y apocalipsis. Este hecho, por lo tanto debería ocurrir en el año 2060.

Estos archivos fueron donados por los descendientes de Isaac Newton a la universidad de Cambridge al celebrarse los 150 años de su muerte. La casa de estudios conservó sólo los textos científicos y devolvió los demás a la familia.

Fuente: El País