Tiene 21 años, pero su extraña condición lo hace parecer a un anciano de 160 (FOTOS)

Rupesh Kumar es una de las pocas personas en el mundo que padece del Síndrome de Progeria, una extraña condición médica que lo llevó a vivir un infierno, pese a que solo tiene 21 años.

Compártelo con
Compártelo con
El menor tenía esperanza de vida hasta los 13 años, pero sorprendió a todos.

En el mundo existen diversas tipos de enfermedades, y muchas de ellas aún son un gran misterio para los médicos, ya que pese a los avances de la ciencia, no se ha logrado encontrar la cura para muchas de ellas, como es el caso de Rupesh Kumar, quien vive en carne propia la pesada carga de una enfermedad considerada como 'rara' en el mundo. 

TE PUEDE INTERESAR: SALUD: ¿TIENES INFECCIÓN URINARIA? 6 REMEDIOS CASEROS LE PONDRÁN FIN

El joven tiene 21 años y vive en la India, pero pese a la edad que tienen no puede llevar una vida normal, debido a que está 'atrapado en el cuerpo de un anciano de 160 años', por culpa del Síndrome de Progeria, que lo hace envejecer de forma rápida y no puede ser detenido. 

Con solo 21 años vive atrapado en el cuerpo de un anciano de 160 años - Imagen 2

El menor desde pequeño sufrió de constantes dolores de cabeza y estómago, pero los médicos no lograban dar un diagnóstico clínico exacto de lo que sucedía, y a la edad de 2 años, su infierno inició al confirmarse la terrible enfermedad que padecía. 

Con solo 21 años vive atrapado en el cuerpo de un anciano de 160 años - Imagen 3

Conforme pasan los años, la cabeza de Rupesh crecía desproporcionadamente a su cuerpo, ya que este dejó de crecer, y poco a poco el cabello comenzó a desaparecer, además la piel comenzó a oscurecerse y la fuerza de los músculos desapareció, incluso los ojos perdían visión.

Con solo 21 años vive atrapado en el cuerpo de un anciano de 160 años - Imagen 4

NO TE LO PIERDAS: CONOCE LA APP TAN EFICIENTE, QUE FUE CATALOGADA COMO UN MÉTODO ANTICONCEPTIVO (VIDEO)

El diagnóstico médico llegó a la conclusión de que el joven solo iba sobrevivir hasta los 13 años, pero él demostró que podía cambiarlo todo y aún continúa vivo a los 21 años, y es muy cuidado por sus padres, ya que necesita de ayuda para hacer todas sus cosas.