Salud: ¿Las cosquillas son peligrosas? Conoce la terrible advertencia de los expertos

Estudio publicado en el New York Times asegura que las cosquillas no son tan graciosas si lo ven desde las consecuencias que estas podrían ocasionar.

Compártelo con
Compártelo con
Expertos alertan sobre las consecuencias de las cosquillas, especialmente en niños.

Las cosquillas han sido y son un juego común entre miembros de una familia y amigos. Su objetivo es hacer “reír” al otro de manera forzada, creyendo que no se estaría haciendo ningún daño. La reacción fisiológica de las cosquillas es similar a lo que ocasionaría una broma o alguna acción graciosa, pero provocado de una manera diferente.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿POR QUÉ SENTIMOS COSQUILLAS? ESTA ES LA RESPUESTA DE LA CIENCIA

Recientemente un estudio publicado en el New York Times por el biólogo evolutivo Richard Alexander, desmiente lo que todos creían como inofensivo, “la risa que provocan las cosquillas no es el fenómeno feliz que muchos han asumido que es. Un niño puede transformar esas risas en lágrimas si son excesivas, no es una sensación placentera, solo lo parece externamente”, dijo el experto.

Estas revelaciones parecen haber engañado a todos los que creían que las cosquillas no causarían nada negativo. El experto asegura que los padres no saben interpretar las súplicas de sus hijos cuando les hacen cosquillas, ya que algunos creen que sus gritos es parte de la risa ocasionada por las cosquillas, cuando en realidad le están haciendo un gran daño.

La recomendación es que quienes hagan cosquillas se detengan cuando escuchen que la otra persona (en especial los niños) les pide que lo hagan, o en el mejor de los casos, no hacer cosquillas. “Si los niños se acostumbran desde el principio a que su mundo sea respetado, no tendrán problemas para reconocer las faltas de respeto en un futuro,” aconseja la psicóloga Alice Miller.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: 10 FAMOSOS A LOS QUE EL PASO DE LOS AÑOS NO LES HACE NI COSQUILLAS (FOTOS)

Los expertos concluyen dando estas recomendaciones cuando se les hace cosquillas a los niños:

-       Si un niño es demasiado pequeño para hablar, no le hagas cosquillas. Es mejor prevenir que curar.

-       Antes de hacer cosquillas, pregúntale. A pesar de quitar el factor sorpresa, puede ser más divertido para él.

-       Si te piden que pares, o te hacen un gesto para que lo hagas porque se están riendo tanto que no pueden hablar, hazles caso y para.

Fuente: Rolloid