Tres mujeres violaron a pastor evangélico, su insólita razón sorprende a todos

El increíble suceso ocurrió en Zimbabwe. Las mujeres no mostraron ningún signo de arrepentimiento, por el contrario, dieron esta inaudita explicación.

Compártelo con
Compártelo con
Las mujeres no se arrepiente de lo que han hecho y ahora afrontan un proceso penal.

El caso de las tres mujeres que abusaron de un pastor evangélico viene conmocionando al mundo entero. Y más allá del reprochable acto, las excusas de las mujeres sorprenden aún más. El caso está a cargo de las autoridades locales, quienes enterados del caso, capturaron inmediatamente a las agresoras.

NO TE LO PUEDES PERDER: FACEBOOK: ¡INDIGNANTE! 10 COMENTARIOS QUE PRETENDEN JUSTIFICAR LA VIOLACIÓN A UNA MUJER EN UNA DISCOTECA DE LIMA

Las mujeres africanas fueron identificadas como Sandra Ncube, Riamuhetsi Mlauzi,y Mongiwe Mpofu de 21, 23 y 25 años respectivamente. El hecho se dio luego que el pastor evangélico se acercara a la casa de una de las agresoras para cobrar una deuda. Las autoridades no han querido decir el nombre del pastor por medidas de seguridad.

Según primeras declaraciones de los involucrados, el pastor se acercó a la casa y Ncube lo acompañó al interior. Una vez dentro, la mujer lo sujetó por la cintura y comenzó a acariciar sus partes íntimas ante la sorpresa de la víctima.

“Fue forzado a acostarse en la cama y lo desvistieron. Ncube se sentó en su pecho mientras él trataba de sacársela de encima“, relató el fiscal Petros Shoko. “Mlauzi, quien estaba en el mismo cuarto, sujetó sus piernas juntas y se sentó sobre él, presionándolo contra la cama“, añadió.

En tanto, Mpofu, llevó condones donde estaban sus amigas con el pastor, y le “colocó uno en su viralidad“. Luego comenzó a sostener a la víctima mientras se resistía. “Estábamos solo jugando alrededor de su culto. No pensé que se lo tomaría seriamente“, admitió Ncube.

Mientras que Mpofu, intentó despegarse de la violación y dijo que ella únicamente se acercó para llevar la protección.

“No fui parte de eso. Sólo me llamaron para llevar condones. Tenemos condones por toda la casa y había algunos en la habitación, así que sólo los llevé”, dijo, según reportó el diario Chronicle de aquel país.

NO TE LO PUEDES PERDER: ELLA IBA A ABORTAR POR VIOLACIÓN PERO CUANDO OYÓ LATIR EL CORAZÓN DE SU BEBÉ, TODO CAMBIO

Finalmente, Mlauzi, intentó una defensa que no fue atendida por el juez Ncube:

“Él siempre camina cerca mío mientras me baño y dice que es inalterable porque es un hombre de Dios. Sólo quería que viera que podía excitarse. No quería ejecutar toda la violación. Quería que él viera que no era especial y que no era inmune a la excitación sexual. Cuando lo toqué, inmediatamente se excitó. Y eso era lo que todas queríamos ver“.