Quiso demostrar el ‘poder de Dios’ y terminó asesinando a una persona

El pastor Lethebo Rabalango, líder de una iglesia en Sudáfrica por demostrar su fe y el "poder de Dios" terminó asesinando a una persona.

Compártelo con
Compártelo con
Pastor mata a persona por culpa de su fe
Pastor sudafricano mató a una mujer mientras intentaba ejecutar un ‘milagro’

¿Hasta dónde llega tu fe? Una difícil pregunta, sin importar la religión que profeses esta historia te causará indignación y no habrá justificación que proteja al pastor Lethebo Rabalango, líder de una iglesia  en Sudáfrica quien colocó un pesado parlante sobre el cuerpo de una mujer, según él, para demostrar que Jesús puede hacer milagros. La peculiar sesión terminó con la vida de una inocente feligresa, cuyo último pecado fue obedecer a su líder "en nombre de Dios".

MIRA ESTO: ¿QUÉ PENSABA ALBERT EINSTEIN SOBRE DIOS? ESTA SERÍA SU CONTUNDENTE RESPUESTA

El caso ha dado la vuelta al mundo. Según informa The Southern Daily, el pastor Rabalango organizó un culto en la iglesia donde era líder y en medio del servicio quiso demostrar el poder de Dios, afirmando que si Jesús pudo caminar sobre las aguas, él también podría hacer “algo” gracias a la fe. Así que llamó a una mujer y le pidió que su echara en el piso, después buscó a dos jóvenes y les ordenó que colocaran uno de los pesados parlantes sobre el cuerpo de la feligresa. No contento con ello, el pastor se sentó sobre el altavoz y así aumentó la presión sobre la mujer, quien vivió sus últimos minutos de vida soportando “la fe” de un hombre.

TIENES QUE VER ESTO: ¿DIOS EXISTE? POLÉMICO GIF PRESENTA ARGUMENTOS QUE GENERA DEBATE EN REDES SOCIALES

Como era de esperarse, tras los agonizantes cinco minutos, la mujer quedó inconsciente y fue llevada a un hospital. Horas después la mujer falleció a causa de lesiones internas en sus pulmones.

Cuando el pastor se enteró de esta situación, culpó a la mujer y afirmó que la causa de su muerte fue su poca fe. Según informó el portal RT, Rabalango aseguró que la ‘prueba de fe’ a la que fue sometida esta mujer era una “tarea sencilla”.

¿Hasta dónde llegaremos por culpa de la religiosidad?

Fuente: El Ciudadano y RT