La historia del hombre que motivó a Ronaldinho a convertirse en el mejor futbolista del mundo

Ronaldinho es sin lugar a dudas uno de los mejores futbolistas de la historia. El brasileño siempre se mostró motivado por la figura de su hermano. Aquí te contamos la historia

Compártelo con
Compártelo con
Conoce esta historia de Ronaldinho

Ronaldinho era un mago, el hombre que hacía lo imposible posible, era la sonrisa del fútbol. Hubo un tiempo en el que ‘Dinho’ era el rey del fútbol  mundial. No tenía rivales y no existió nadie que se asome a ser su competencia. Alcanzó su máximo nivel futbolístico en el Barcelona donde comandó al equipo culé a lo más alto del mundo. Aun muchos recuerdan ese memorable partido ante el Real Madrid donde el brasileño superaba rivales como conos y luego fue aplaudido por la hinchada rival. Ronaldinho ganó Champions League, un mundial, ligas españolas, balones de oro y su nombre quedó para siempre en la historia del fútbol.

NO TE LO PUEDES PERDER: ¿QUÉ TIPO DE LESIÓN FUE LA QUE CAMBIÓ LA VIDA DEL ‘FENÓMENO’ RONALDO?

Pero todo tiene un génesis y el de Ronaldinho fue tratando de imitar a su hermano mayor. Roberto de Asis fue un destacado futbolista que brilló en equipos como el Sión suizo, el Estudiantes Tecos mexicano, el Sporting portugués y el Montpellier francés. 

Ronaldinho siempre lo ha asegurado: “Mi mayor ídolo es mi hermano. Él es un ejemplo de padre, hermano y jugador”.

Hace unos meses, el crack escribió una carta en la que relataba cómo su hermano llegó a convertirse en una de las personas más influyentes de su vida.

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: EL TRÁGICO SUCESO QUE CAMBIÓ LA VIDA DE ADRIANO, EL LLAMADO A SER EL SUCESOR DE RONALDO

Su misiva arranca con la triste historia de la muerte de su padre, el mismo día del cumpleaños de su hermano. Luego relató que tras la muerte de su papá, fue Roberto, su hermano, quien se convirtió en un héroe para él, y quien además de ser su hermano, pasó a ser como un padre.

“Vas a querer jugar como él, vas a querer ser como él. Cada mañana cuando vayas al estadio de Grêmio – estarás jugando con el equipo juvenil mientras Roberto juega con el equipo profesional – Vas a poder entrar a los vestuarios con tu hermano mayor, la estrella de fútbol. Y cada noche antes de ir a dormir pensarás, estoy compartiendo el cuarto con mi ídolo”, relata.