Conoce a Alejandro Benítez, el futbolista que sacrificó su carrera por salvar la vida a su sobrino 

Alejandro Benítez es el nombre del jugador de 30 años que está dando la vuelta al mundo, y es que no dudó en abandonar su profesión por salvarle la vida a su sobrino de tan solo 9 meses.

Compártelo con
Compártelo con
El pequeño de 9 meses debía jugar el partido de su vida al lado de su tío.

La historia de un jugador de fútbol está dando la vuelta al mundo; sin embargo, esta vez no se trata de una hazaña en el terreno de juego, sino se trata de un conmovedor gesto que lo llevó a ser conocido por todos, al sacrificar la carrera por la que tanto se esforzó para salvar la vida de su pequeño sobrino de tan solo 9 meses.

TE PUEDE INTERESAR: SALUD: ¿CÓMO DETECTAR UNA PRÓSTATA ENFERMA? 5 SÍNTOMAS QUE NINGÚN HOMBRE DEBE IGNORAR

Se trata de Alejandro Benítez, un jugador de 30 años que no ha logrado hacerse conocido por el talento con el balón, pero sí por un gran corazón que saca a la luz su generosidad, y es que hace unos días tomó la drástica decisión de donarle parte de su hígado a su sobrino Milo.

“Cuando me lo dijeron ni lo dudé. Tenía claro que debía abandonar el fútbol. Pero no me importó. Es más, jamás me voy a arrepentir de lo que hice”, indicó el pelotero que juega para el Central Larroque de Entre Ríos, equipo que milita en el Federal C, y no dudó el cogar los chimpunes para darle una esperanza a su engreído.

Según la información de los medios de la zona, desde que nació los médicos se dieron cuenta que algo fallaba en Milo, y es que sufría de obstrucción biliar y los tratamientos no habían servido de nada, por lo que el trasplante era la única opción para que él pueda seguir con vida. 

Por desgracia el padre no era compatible, y la madre sí pero no podía donar por haber sido operada hace poco del corazón, por ello el delantero se puso la camiseta y tras una intervención de doce horas, ambos salieron victoriosos.

NO TE LO PIERDAS: ELLOS SE ABRAZAN Y SIENTEN 18 HORAS SEGUIDAS DE ORGASMOS, Y SU 'SECRETO' IMPACTA A TODOS (FOTOS)

“Entró muy mal al hospital, estaba desnutrido, de color verde... Pero ya está recuperando. Creo que si sigue así, va a terminar jugando él en Central Larroque”, indicó Benítez sobre su sobrino, quien ya se recupera satisfactoriamente de la intervención.