Protagonizó una de las portadas más famosas de National Geographic en 1985, 32 años después luce muy diferente (FOTOS)

En 1985, niña Sharbat Gula tenía 10 y el fotógrafo estadounidense Steve McCurry se le acercó y sacó un retrato. La foto se convirtió en portada de National Geographic y dio la vuelta al mundo. Así luce hoy.

Compártelo con
Compártelo con
Mira cómo se ve

Alguna vez hemos visto esta portada de la revista National Geographic donde aparece una hermosa niña de ojos verdes. Esta es una de las más famosas  y emblemáticas de la historia de la prestigiosa revista. La dulce mirada de la niña Sharbat Gula, de 10 años, en Pakistán, capturó la atención de millones de personas alrededor del mundo. La persona que tomó la icónica imagen fue el reconocido fotógrafo Steve McCurry quien ganó fama mundial gracias a la foto. El fotógrafo estadounidense Steve McCurry retrató a la niña y  se convirtió en una de las imágenes más emblemáticas de los miles de afganos que huyeron de la guerra tras la invasión soviética.

NO TE LO PUEDES PERDER: INTERPRETÓ A LA MÁS SEXY ‘MUJER MARAVILLA’, 38 AÑOS DESPUÉS DE LA SERIE LUCE ASÍ (FOTOS)

Sin embargo, muy pocos saben que otra foto de la misma niña iba a ser la portada. Esta fue la seleccionada, en principio, por el editor gráfico, pero todo cambió por la mano del director de la revista.

En el 2002, el fotógrafo Steve McCurry volvió a buscarla y ella volvió a ser portada de la revista. Lo más curioso de todo fue que ella no sabía que su rostro había dado la vuelta al mundo en la revista. Cuando el fotógrafo se reencontró con ella, en ese entonces madre de tres hijas, le contó sobre la revista y la repercusión que causó la portada. En dicho encuentro la otrora niña se enteró que National Geographic la había convertido en una celebridad mundial al usar una foto con su rostro en su portada

TAMBIÉN TE INTERESARÁ: ¿RECUERDAS A ‘MARIELA’ DE ‘LUZ CLARITA’? HOY TIENE 32 AÑOS Y LUCE MUY SEXY (FOTOS)

En el 2016 Pakistán ordenó su deportación a Afganistán por poseer documentos de identidad falsos y se la detuvo un mes. Cuando volvió a Afganistán, las autoridades la recibieron de la mejor manera y ahora tiene  44 años y está enferma de hepatitis C, pero cuenta con ayuda de las autoridades. 

Así luce hoy: